LA LANA de Oveja

Ovis Orientalis Aries

Fibra natural de origen animal.
La historia de la lana es una historia casi tan antigua como la humanidad.
Las ovejas acompañan al ser humano desde el Paleolítico (10.000 a.C), y fue la primer a fibra animal en tejerse para darnos calor, protección y cobijo.

Usar lana es volver a nuestras raíces, a nuestros ancestros.
Tiene un enorme y profundo poder curativo par a nuestro cuerpo, mente y espíritu.
La lana natural de oveja FORTIFICA y PROTEGE nuestro organismo calórico, nos da calidez y abrigo, y nuestros pensamientos encuentran TRANQUILIDAD y CONFIANZA.

Una buena prenda de lana nos ayuda a relacionarnos con el exterior, llueva o haga sol, y nos mantiene en conexión con la energía que limpia desde la Tierra.
¡Magia ancestral par a el cuerpo!

LANA ORGÁNICA es aquella que no ha pasado por agresivos procesos industriales (blanqueadores, tintes químicos,...) alejándola de los superpoderes que son sus propiedades naturales

SUPERPODERES

REGULADOR TÉRMICO

Nos aporta siempre una temperatura perfecta y una sensación de confort continuo.
La lana absorbe humedad del ambiente en forma de vapor y la libera en forma de calor en una reacción termodinámica que tiene lugar dentro de la propia fibra, dándonos calidez y confort, aunque no esté totalmente seca, ya que puede absorber hasta un 30% de su peso en humedad sin que la sintamos mojada. El mejor aliado para actividades en climas rigurosos.

AISLANTE TÉRMICO

Sus fibras rizosas, al no compactarse, crean una cámara de aire que mantiene nuestro cuerpo en temperatura constante. Tanto si hace mucho calor o si hace mucho frío nos aislará de las temperaturas exteriores calentando o bien refrigerando, con lo que tendremos siempre una sensación de confort continuo. Además las prendas de lana, al no quedar pegadas al cuerpo, generan una primera capa de aire creando un buen aislante.

ANTIESTÁTICA

No conduce ni genera electricidad estática por lo que nos protege de sus efectos nocivos y nos ayuda a hacer una buena toma a tierra. Es decir, a descargar la energía electromagnética que acumulamos durante el día y que, está demostrado, es causa de estrés y mala salud.
Además esto la convierte en repelente natural del polvo.

REPELENTE DEL AGUA E HIPOALERGÉNICA

Las fibras sin tratar químicamente contienen lanolina, una cera natural que en origen protege a las ovejas bajo la lluvia y hace que impida la entrada de agua fácilmente, así como de ácaros y de suciedad en general.
Incluso es posible lograr un aislamiento total con técnicas de “enfieltrado” como las que aún hoy en día usan tribus nómadas en Mongolia para resistir el clima extremo de las estepas.

ANTIBACTERIANA Y ANTIFÚNGICA

Su propia composición química evita la proliferación de bacterias y hongos.

SALUDABLE Y TERAPÉUTICA

Gracias a sus propiedades higroscópicas (absorción de humedad), las prendas de lana orgánica, ayudan a mantener la hidratación natural de la piel especialmente en invierno y evitarían muchos problemas de reumatismos y procesos inflamatorios.
También, según varios estudios clínicos, la lana Merino es terapéutica para la piel, especialmente para las personas con pieles muy sensibles o con problemas de dermatitis atópica (eczema) que ven reducidos los síntomas.
Además su capacidad de absorber también el sudor, evita problemas de hongos en nuestra piel.
La lana orgánica es saludable para el cuerpo, para el alma y para el medioambiente.

CONFORT NATURAL

Sobre el cuerpo es transpirable, ligera, suave y nuestro organismo la siente como algo natural ya que su composición es similar a la de nuestra propia piel.

PROTECCIÓN SOLAR

Gracias a su alta composición en queratina, la lana es la fibra natural con mayor FPU (factor de protección ultravioleta), protegiendo nuestra la piel de los rayos solares.

INOLORA

No retiene olores. Gracias a sus propiedades antibacterianas naturales, retrasa o elimina la aparición de olores, por ejemplo el olor del sudor. Solo con airearla es suficiente.
Por lo que necesitará además menos lavados.

IGNÍFUGA

No produce llama y para quemarse necesita altas temperaturas. Esto ha sido siempre muy útil e importante cuando en las casas en invierno se encienden chimeneas y estufas para calentarse o cocinar.

RESISTENTE Y ELÁSTICA

Gracias a la flexibilidad de sus fibras, es un material que puede durar décadas sin alterarse. Puede adoptar cualquier forma y ser doblada hasta 20.000 veces sin romperse.

CUIDADOS

LAVAR A MANO En agua fría

SECAR EN HORIZONTAL


NO USAR LEJÍA


NO SECAR EN SECADORA

Para que nuestras prendas de lana duren muchos años solo hemos de tener bien claro esto:

  • Lavar a mano  (30º max.). ¡Nunca en lavadora! 
  • Usar preferiblemente detergentes ecológicos y biodegradables.
  • No usar nunca suavizantes sintéticos. El tejido perdería todos sus superpoderes.
  • No usar lejía
  • Secar al aire libre siempre en horizontal
 
Con el tiempo, los lavados y el uso, la prenda irá ganando incluso más suavidad.

DO YOU LIKE WHAT YOU SEE? JOIN US!

Will share with you more of what, we hope, you love and care about.

Love and light!

Newsletter

    POLICY

    Cookie policy

    Privacy policy

    LANGUAGES

    English

    Español

    CONNECT

    Pinterest

    Podcast

    LinkedIn

    CONTACT US

    670 41 76 48

    hello@tsenoh.com

    NEWSLETTER

    © Copyright 2020 Tsenoh! Eva Viana. All Rights Reserved